Mejora tu vida sexual con estas 4 Fórmulas de Aceites Esenciales

Mejora tu vida sexual con estas 4 Fórmulas de Aceites Esenciales

El sentido del olfato es muy importante en nuestros encuentros íntimos con nosotros mismos o con otras personas, ya que desencadena una activación de memorias, imágenes y reacciones químicas en nuestro cuerpo. Además, nos amplifica la capacidad perceptiva de todos nuestros otros sentidos porque llegan muy rápido al cerebro, el centro donde se inicia y se produce el orgasmo.

De la misma forma que las plantas medicinales tienen efectos terapéuticos sobre el cuerpo tomadas en infusión, el aceite esencial es una concentración mucho más fuerte y compleja de sus principios activos, ya que a través de la destilación y la condensación se obtienen las moléculas más puras y concentradas de la planta en forma de aceite. Algunas tienen funciones vasodilatadoras, otras son estimulantes del sistema linfático, encargado de liberar líquidos del cuerpo, otras son estimulantes del sistema nervioso, otras relajantes musculares y otras afrodisíacas, generando un efecto específico en los genitales.

Como son muy concentradas, no se pueden aplicar directamente sobre la piel o las mucosas, porque son abrasivas y producen quemaduras y mucho picor. Así que, necesitamos agua o aceite para diluirlas.

Usar aceites esenciales nos ayuda a conectar más con nuestra sexualidad, nuestra líbido y nuestra capacidad orgásmica, o lo que es lo mismo, nuestra capacidad para abrirnos al placer. Dentro de la filosofía tántrica, el olfato está asociado al primer chakra, el chakra que representa los genitales y lo más instintivo de nosotras mismas. En definitiva, los aromas nos conectan con nuestras memorias más antiguas y con el despertar del deseo sexual hacia nosotras mismas o hacia los otros.

 

¿Cómo hacer las proporciones de los aceites?

Hay una norma básica y sencilla para trabajar con los aceites, los porcentajes:

  • Por cada 10ml de agua o aceite vegetal, una gota de aceite esencial. Se aplica el 10% en gotas de la cantidad total de líquido
  • Los aceites vegetales y las mantecas vegetales son neutros y agradables para la piel. Son los disolventes grasos de nuestros aceites esenciales. Entre ellos se encuentran:
    • Almendras, oliva, argán, aguacate, avellana, jojoba, rosa mosqueta
    • Coco y karité
  • Para mezclar aceite vegetal o manteca y aceites esenciales, simplemente se añaden las gotas con el dosificador y se mezcla todo hasta que no quede rastro del aceite esencial.
  • Para añadirlo al agua, es necesario que se diluya. Imposible de hacerlo con agua y aceite. Para ello, se echan las gotas de aceite esencial en un tapón pequeño de alcohol de 96º o inferior, se mezcla uniformemente el alcohol y los aceites esenciales, y cuando se hayan disuelto del todo, el tapón se vierte en la cantidad de agua que se vaya a utilizar. Si la mezcla no tiene la potencia suficiente, se pueden añadir gotas extra de tu aceite esencial favorito.
  • Para añadirlo a un quemador de aceite, no hace falta mezclarlo con alcohol. Se añaden las gotas de aceite sobre un poco de agua en el cuenco del quemador. La cantidad de gotas es libre ya que el aceite se evapora con el calor.
  • Es muy recomendable utilizar una buena marca de aceites. Los más baratos del mercado suelen ser corrosivos y solo se recomiendan utilizar en quemadores. Las marcas como Pranarom, Esential Aroms o una calidad similar. Un buen aceite esencial ronda los 10€ (más o menos), un bote de 10ml.

 

1. Ambientador de almohadas estimulante

  • 6 gotas de ylang-ylang
  • 4 gotas de sándalo o pachuli
  • 3 gotas de geranio
  • 2 gotas de neroli
  • 1 tapón pequeño de alcohol para diluir las gotas
  • 150 ml de agua destilada (o muy baja en minerales)
  • Dosificador pulverizador de plástico para meter la mezcla

Pulverizar la mezcla por ambos lados de las almohadas para que los aceites esenciales entren en contacto en la atmósfera de la almohada, impregnándose en vosotras cada vez más, a medida que vuestra respiración y pulsaciones aumentan.

 

El Ylang-ylang es la planta que cubre el mayor espectro de regulación emocional y tiene un toque afrodisiaco. Este aceite esencial tiene que estar en todas tus mezclas íntimas.

El sándalo y el pachuli cumplen una función de atracción como lo hacen las feromonas corporales. Mientras que el sándalo lo utilizan las mujeres para atraer a los hombres, el pachuli lo utilizan los hombres para atraer a las mujeres y todas las variables posibles que puedan suceder en función de vuestros gustos sexuales.

El geranio ayuda a expandir el sistema linfático, de tal forma que los efectos de los aceites esenciales lleguen antes, además de aumentar la circulación de hormonas y sustancias como la oxitocina, los estrógenos, la testosterona y la dopamina.

El neroli, o flor de azahar, en honor al nombre de una reina del mundo musulmán que se llamaba así y que utilizaba este aceite esencial. Al estar dentro de la familia de los cítricos, es un regulador del sistema nervioso central, por lo tanto, es un relajante muscular y mental. Reduce el estrés y prepara el cuerpo para un encuentro íntimo.

 

2. Mezcla en quemador para cambiar el estado de ánimo

  • 2 gotas de neroli
  • 2 gotas de lavanda
  • 1 gota de sándalo
  • 1 gota de ylang-ylang
  • 1 gota de jazmín
  • Agua destilada (o muy baja en minerales)
  • Quemador de aceites esenciales con una vela

Echar todas las gotas sobre el agua que tienes en el quemador, enciende la vela y espera a que los aceites se empiecen a evaporar por efecto del calor. Esto creará un ambiente perfumado en la habitación y los principios activos de los aceites estarán presentes en el aire para que los respires con cada inhalación.

 

La lavanda es el mayor regulador del sistema nervioso central, proporcionando un estado de relajación óptimo para tu mente y tu cuerpo. Además, es relajante muscular, potenciador del sistema inmune y regula tu estado de ánimo.

El jazmín combina un efecto relajante del sistema nervioso central y un estimulante de la líbido y el deseo sexual. Este aceite esencial te relajará y te hará más perceptivo a sentir placer en tu cuerpo.

 

3. Aceite de masaje regulador hormonal

  • 10 gotas de salvia
  • 8 gotas de lavanda
  • 4 gotas de bergamota
  • 4 gotas de ylang-ylang
  • 260 ml de aceite manteca vegetales

Mezclar todos los aceites esenciales con el aceite o la manteca vegetal hasta que todo quede mezclado de manera uniforme.

 

La salvia es la planta que mejor regula los desajustes hormonales femeninos gracias a su alto contenido en flavonoides, por lo que es la mejor planta para aliviar los dolores menstruales, las irregularidades en el ciclo, los problemas de fertilidad y los problemas de la menopausia. También regula la circulación sanguínea, es relajante muscular y antiespasmódico.

La bergamota es otro aceite esencial de la familia de los cítricos, por lo que es un buen relajante del sistema nervioso central y estimula el sistema inmune. Alivia el insomnio y tiene acción analgésica. Se debe tener cuidado con la exposición al sol ya que hace a la piel fotosensible.

 

4. Aceite de masaje afrodisiaco

  • 2 gotas de sándalo
  • 2 gotas de neroli
  • 2 gotas de ylang-ylang o de canela
  • 60 ml de aceite o manteca vegetales

 

La canela es un aceite esencial muy agresivo que en muchos casos puede generar picor o reacción calorífica intensa. Si tu piel es sensible, mejor no utilizar este aceite esencial. Para todos aquellos que puedan utilizarlo, tiene efecto rubefaciente, vasodilatador, afrodisíaco, analgésico, inmunoestimulante y potencia el efecto de los demás aceites. Nunca lo utilices directamente sobre la piel, diluyelo siempre.

 

Espero que disfrutéis de vuestros encuentros íntimos en compañía de estas fórmulas. Estoy segura de que os estimulará vuestra vida sexual y las de tus seres más cercanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *